Moto del dia: Yamaha TZR 80 RR

Moto del dia: Yamaha TZR 80 RR

La última y más avanzada de la categoría de los 75 cc


Tiempo de lectura: 5 min.

Con 16 años cumplidos y a mediados de la década de los 90 solo tenías dos objetivos: “ligarte” a la chica que te gustaba y poder tener en el garaje o la puerta de casa una Yamaha TZR 80 RR, básicamente porque era la última y mejor de todas las de 75 cc del segmento con su imagen de moto grande y una preciosa estética derivada de sus hermanas mayores de 250 cc (TZR 250).

Presentada a principios de 1992, la nueva versión de la carismática TZR venía a sustituir a su predecesora, que a finales de los 80 había motorizado a los adolescentes de la época. En esta ocasión los de Yamaha sabían que tenían un gran reto por delante para evolucionar a su TZR 80 Deltabox, “La Delta” -como era conocida dentro del mundillo-, pero bien es cierto que había margen de mejora y que Yamaha supo aprovecharlo.

La nueva versión venía con las cosas claras y a sabiendas de los puntos donde debía mejorar respecto a su predecesora, como por ejemplo en la calidad de acabados, o las vibraciones provenientes de su motor, otro de los puntos débiles de la Yamaha TZR 80 hasta ese momento.

Yamaha TZR 80 RR 2

La nueva Yamaha TZR 80 RR dio un gran paso a nivel prestacional y de calidad respecto al modelo precedente, convirtiéndose en la 75 cc más equilibrada y avanzada del segmento

Con una estética totalmente renovada, la nueva montura de la fábrica japonesa venía dotada de un propulsor totalmente nuevo, refrigerado por agua, con seis velocidades y eje de equilibrado, eliminando de este modo las molestas vibraciones de antaño que hacían hasta resquebrajar los plásticos del modelo anterior.

El resultado eran 14,9 CV de potencia a 8.750 RPM, según declaraba Yamaha, que podía aumentarse hasta en 2 CV más gracias a un cable independiente en el CDI, que conectado a masa modificaba la curva de encendido otorgándole ese plus de potencia y que evidentemente se hacía bajo la responsabilidad del propietario, ya que de este modo ibas por encima de la potencia legal establecida para la categoría de los 75 cc -y del carné A1 actual también-.

Así, y con estos datos, la nueva TZR 80 RR era capaz de sobrepasar los 120 km/h de velocidad máxima de una manera suave y lineal, que ayudada además por una parte ciclo muy por encima de las posibilidades del propulsor, la convertían en la reina del segmento, seguida de cerca por la Cagiva Prima 75 R y la nueva Honda NS-1, además de nuestra Derbi GPR 75 Sport de fabricación nacional.

Yamaha TZR 80 RR 3

Yamaha TZR 80 RR (1997) – Fotografía: kazik100 (Bikepics.com)

Con un nuevo propulsor equipado con eje de balance, la versión más novedosa de la TZR 80 tenía un funcionamiento suave y lineal, consiguiendo unas prestaciones de primer orden

Como decimos, el bastidor doble viga de acero hacía de la Yamaha una moto estable y con una rigidez fuera de toda duda, capaz de curvear a ritmos muy altos. Además, un equipo de frenado a la altura compuesto de un disco de 282 mm delante con pinza de doble pistón y otro de 203 mm con pinza de un pistón atrás eran los encargados de parar a la pequeña de la saga TZR en cualquier situación.

A nivel de acabados, y como ya hemos comentado, mejoraba de una manera considerable respecto a su antecesora. Sobre todo en cuanto a terminaciones en sus carenados, ahora con tapas cerrándolos por la parte superior, o su nuevo cuadro de instrumentos con cuentavueltas, velocímetro y chivatos varios de información.

Con un peso declarado de 122 kilogramos, se encontraba entre las más pesadas de la categoría, pero gracias a un depósito de 13 litros de combustible y un consumo de apenas 4 litros a los 100 kilómetros, era capaz de conseguir autonomías de casi 240 kilómetros sin repostar, estando a la cabeza en este aspecto nuevamente.

Yamaha TZR 80 RR 6

El precio de la Yamaha TZR 80 RR superaba ampliamente al de sus rivales en el segmento, si bien es cierto que la marca de los diapasones dispuso de una versión sin carenar, denominada TZR 80 N, que abarataba en más de 100.000 de las antiguas pesetas el precio final de esta pequeña joya. Se diferenciaba de su hermana por la ausencia de carenados, entre otras cosas para abaratar costes y convertirla así en una versión más accesible.

Con un faro redondo o un cuadro de relojes diferentes al modelo RR, la versión naked de la pequeña deportiva japonesa no variaba en ningún elemento mecánico o de parte ciclo, siendo a nivel prestacional prácticamente igual a su hermana con carenado.

El precio de estas joyas en 1992 partía desde las 332.000 de las antiguas pesetas en su versión N, llegando a alcanzar las más de 450.000 pesetas la versión RR de la TZR 80, algo al alcance de muy pocos adolescentes de la época, por lo que más de uno hemos tenido que cumplir el sueño casi a los 40 aunque seguimos esperando a que la chica que nos gustaba en el instituto se fije en nosotros.

Calcula cuánto cuesta asegurar un Yamaha TZR 80 con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

4
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Gabriel
Invitado
Gabriel

Tuve una, lo del cable es cierto, aunque incompleto. Había que conectar el cable a masa y quitar un tornillo que tenía en la parte de abajo del silencioso y el motivo por el cual no venía así de serie es porque no pasaba la homologacion de ruido y gases.

Pedro Ivan
Mecánico
Pedro Ivan

La que tengo controlada en la zona sur de Madrid, una moto que siempre me ha parecido preciosa, la dueña la tiene en un estado de diez…

104313087_2977501559002299_7846129991965601889_o.jpg
Ramón
Invitado
Ramón

Hola… Limitacion de potencia en el aniguo carnet A1??? Donde lo ponia eso???

Mnau
Invitado
Mnau

Limitaba a 75cc, la limitación de potencia me suena que era en otros mercados, de ahí que viniera limitada de serie.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto :  ¡Gas amigas!