Moto del día: Yamaha XS-V1 Sakura

Moto del día: Yamaha XS-V1 Sakura

Un prototipo que rendía homenaje a la Yamaha XS-1 de 1970


Tiempo de lectura: 3 min.

Durante el Salón de Tokio de 2007 Yamaha quiso tirar de historia y desveló un prototipo que podría haber llegado fácilmente a las calles. Se trataba de la Yamaha XS-V1 Sakura, un modelo de aspecto clásico y soluciones modernas que rendía homenaje nada menos que a la Yamaha XS-1 de 1970, la primera moto de cuatro tiempos del fabricante japonés.

Esta Yamaha XS-1, lanzada hace ya 50 años, es también conocida como XS 650. Fue, como dijimos, el primer modelo de los de Iwata en utilizar una mecánica de cuatro tiempos, fruto de un motor de dos cilindros con calado a 360º (ambos pistones suben y bajan al mismo tiempo). Pero como esta moto tiene historia, la dejaremos aquí y hablaremos de ella en otra ocasión.

Volviendo al caso que nos ocupa, la Yamaha XS-V1 Sakura, nos preguntamos el motivo por el que nunca se convirtió en realidad. Lo cierto es que, a excepción de cuatro detalles, toda ella parecía poder fabricarse en grandes series. Incluso ya tenían el motor, que podría haber sido compartido con la Yamaha XVS 1100 Drag Star (bicilíndrico en V, 1.063 cc y 62 CV). O de haber esperado un poco para su lanzamiento, compartir propulsor con el de la Yamaha XVS 950A Midnight Star lanzado solamente dos años después, en 2009 (también bicilíndrico, 942 cc con refrigeración por aire y 54 CV).

Yamaha XS 650

Yamaha XS 650 de 1970

En el momento de su presentación, Yamaha enfatizó el hecho de que se había intentado trasplantar al ADN de la XS-V1 características propias de la XS-1, tales como la simplicidad o la belleza funcional. Este modelo neo retro apostó por una visión muy japonesa, y además con acabados Premium.

Todo el peso visual recae en el motor, cuyos aletines de refrigeración están acabados en color bronce. El resto de la moto es simple y minimalista, con un depósito de combustible de reducidas dimensiones y alargado que da paso a un asiento plano y que termina en un colín estilo café racer.

La parte de ciclo también es sencilla, con una horquilla telescópica y doble amortiguador trasero, algo que debería estar siempre presente en una moto con este enfoque. Un escape muy clásico, con una doble salida (una por cada lado) y, por último, un doble disco de freno delantero que quizás era el elemento menos integrado en el diseño del prototipo de la Yamaha XS-V1 Sakura. Todo lo contrario del faro que, pese a la modernidad de su diseño (dotada de una carcasa transparente), era simplemente perfecto.

La instrumentación también merece una mención aparte pues, dotada de una única esfera, estaba dividida en dos con el fin de mostrar la distinta información necesaria. Una lástima que, finalmente, Yamaha no quisiese seguir adelante con el prototipo, aunque el final de la década pasada no fue la mejor para intentar experimentar con nuevos segmentos cuya venta no estaba asegurada.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.