Vuelven las trail más endureras pero… ¿de verdad son lo que los clientes quieren?

Vuelven las trail más endureras pero… ¿de verdad son lo que los clientes quieren?

En realidad... no hacemos tanto campo


Tiempo de lectura: 7 min.

Las auténticas trails pensadas también para offroad están de vuelta. Desde hace unos pocos años cada vez son más los fabricantes que se animan a presentar motos con una clara vocación campera apelando a los orígenes del segmento trail. La Yamaha Ténéré 700, la KTM 790 Adventure, la Honda Africa Twin, se especula con una nueva KTM 490 Adventure bicilíndrica para dentro de unos años, la Royal Enfield Himalayan, si me apuras… pero, ¿de verdad la gente demanda este tipo de motos?

Las premisas son claras. Mucho se ha escrito sobre esto. Las trail desde hace unos años ya no son lo que eran. A comienzos del nuevo siglo empezaron a mutar, de ser auténticas motos todoterreno y de aventura capaces de dar la vuelta al mundo, a poco más que motos touring con defensas, luces auxiliares y maletas de aluminio haciendo de su faceta offroad poco más que un pack estético.

Las maxitrails cada vez son más grandes, potentes, equipadas; pero también más pesadas, complejas y caras

De repente quedaba un nicho de mercado sin cubrir, el de la moto trail de aventura ligera, con mecánica simple, mantenimiento parco, potencia racional y sin grandes pretensiones deportivas sobre asfalto. Cuando uno lee y bucea en Internet puede llegar a hacerse a la idea de que la comunidad motera en bloque está en contra de esta tendencia y se percibe un gran sentimiento de nostalgia hacia las trail de verdad, las de antaño, las que valían para “echarte al monte”.

Honda CRF 1000 L Africa Twin 2

Soplos de aire fresco en el mercado

Y parece que finalmente algunos fabricantes están escuchando sus plegarias. Llevamos ya unos cuantos años con interesantes novedades en la gama trail enduro. Honda fue la primera en dar la campanada en 2016 con la Africa Twin, presentando un buque insignia pensado de verdad para offroad con llantas de 21″ y 18″, suspensiones de largo recorrido, y una altura libre al suelo más que digna.

Yamaha ha llegado poco después con la Ténéré 700 y esta moto sí apela verdaderamente a la esencia del trail, a los orígenes, retirando de la fórmula todo lo superfluo. Mecánica de media cilindrada sencilla pero resultona, un paquete electrónico muy justo que se limita a la gestión electrónica del motor y al ABS (por no tener, no tiene ni control de tracción) y un equipamiento muy parco sin florituras ni gadgets estériles que hagan aumentar el peso y el precio de la moto. Y vaya si lo han conseguido: 204 kilos de peso, 73 CV y 9.900 euros.

La KTM 790, por contra, es un híbrido entre las prestaciones offroad que “todos piden” con la tecnología y la electrónica del siglo XXI, creando algo así como lo mejor de ambos mundos. Pero el auténtico bombazo podría venir de la mano de esas KTM 490 Adventure que os citaba al comienzo del artículo, que se pueden plantar fácilmente en los 170 kg listas para rodar.

Una aventura al año no hace daño

¿De verdad son motos enfocadas a las necesidades de los usuarios?

Vale, pero vamos al quid de la cuestión. Había un sector de la comunidad clamando por este tipo de propuestas, ahora bien: ¿hay un sector de mercado dispuesto a comprarlas en vez de decantarse por otras opciones más asfálticas y aburguesadas? Y es que yo dudo de que estas motos sean las más adecuadas para satisfacer las necesidades de la mayoría de moteros de nuestro país.

Nos venden aventura y caemos como pardillos. Yo soy el primero al que se me cae la baba viendo los videos y las andanzas de todos esos viajeros overlander profesionales. Me refiero a los Charly Sinewan, Miquel Silvestre, Nico RideMeFive, Itchy Boots y demás personajes conocidos de YouTube. Los veo y pienso: “jo**r, ¡quiero ser como ellos!”. Y no hay nada de malo en eso, el ser humano muchas veces funciona por imitación y admiración. Pero la realidad es tozuda, no nos equivoquemos.

La mayoría de nosotros tenemos una vida convencional, con un trabajo de ocho horas al día de lunes a viernes, y un mes de vacaciones al año. Y si tienes mujer e hijos, ya sabes que ese mes no es “solo” para ti y la moto. Problema a la vista. En el mejor de los casos y, suponiendo que no tengamos una familia a la que dedicarnos en cuerpo y alma, dispondríamos de un mes al año para vivir “nuestra gran aventura”.

KTM 790 Adventure R Rally 03

Aquí podemos ver al típico usuario de moto trail yendo a trabajar un lunes por la mañana

Y lo cierto es que con ese tiempo no nos da para grandes alardes. Con 30 días podemos plantearnos viajar por diferentes países europeos, con Turquía y Cabo Norte (Noruega) como principales destinos “emblemáticos”. Una Europa que, no olvidemos, está atestada de autovías y asfalto en buenas condiciones. Aquí no hace falta para nada esa trail endurera que nos quieren vender. Si nos ponemos más “salvajes” podemos dirigir nuestra mirada a África con Marruecos y su variedad de pistas offroad para “jugar” y divertirnos, y quizá Dakar como principales objetivos donde sí le podríamos sacar más jugo a estas opciones.

Pero a lo que quiero ir es que lo que de verdad hace la gente con la moto casi todo el tiempo que la usa es ir al trabajo, viajes por carretera, rutas con los colegas los fines de semana, y si me apuras algo de “pisteo” suave pero sin grandes berenjenales después de chorrocientos kilómetros recorridos por asfalto para llegar hasta el inicio de esa pista.

Las trails asfálticas de hoy en día tienen tantísima aceptación por parte de la gente porque son muy camaleónicas y hacen todas esas cosas bien: viajes por carretera, curvitas y acción, moto utilitaria del día a día, y en la mayoría de casos también cumplen en pistas sencillas y no muy rotas. Me voy a motos nuevas como la sempiterna BMW R 1250 GS o la Suzuki V-Strom 650, por citar dos motos bastante diferentes entre sí pero que buscan esa “polivalencia” total.

Suzuki V Strom 650 XT 18

La realidad en el día a día se parece mucho más a esto. Y si me apuras, sin árboles y rodeada de altos edificios con locales comerciales

Las trail endureras, sin embargo, ya no brillan tanto en todos esos aspectos. Las llantas de 21″ y 18″ con neumáticos estrechos lo petarán todo lo que quieras en offroad, pero a la hora de “curvear” ya no dan tanto feeling y la moto se muestra más torpe y lenta en los cambios de dirección. Por no hablar de las suspensiones de largo recorrido, que tienden a “flanear” más y a transmitirnos menos feeling cuando vamos con el cuchillo entre los dientes.

La protección aerodinámica tampoco es la misma, ni por ende el confort en carretera. Ya se sabe, en campo los carenados y los plásticos hacen más mal que bien. Y por último también cabe reprochar la pobre capacidad de carga y los viajes a dúo, dos cosas que vuelven a ser poco importantes en offroad (no conozco a nadie que suba por trialeras con paquete) pero que a la hora de realizar grandes rutas por asfalto cobran verdadera importancia. Y un poco todas estas carencias: confort, capacidad de carga, peor dinamismo por asfalto, no compensan la mejora en el apartado offroad, un apartado que, siendo realistas, no solemos frecuentar a penas.

Y por todo esto yo entiendo que este tipo de propuestas fueran perdiendo protagonismo en su día en favor de las trails que todos conocemos hoy en día. No me malinterpretéis, me alegro de que Yamaha, KTM, Honda y demás marcas vuelvan a apostar por este segmento y traigan estas nuevas propuestas que, sin duda, le dan un soplo de aire fresco al mundo de las dos ruedas, pero sinceramente creo que son motos de nicho, adecuadas para unos pocos. Habrá que ver cómo evolucionan las ventas en los próximos años para ver si ha sido un acierto o no.

COMPARTE
Sobre mí

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

12
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Antonio
Invitado
Antonio

Yo poseo una t7 desde hace un año, es decir una trail campera. El tema de las motos es que siempre hay que elegir y sacrificar algo. La t7 va bien en carretera, no es cómoda para viajar, no la puedes cargar, pero cómo va en campo, es impresionante. Para mi, q hago bastante off, me merece la pena el sacrificio. Porque y eso es algo que no se dice en el articulo, meterse a hacer off con una moto poco valida, es peor que hacer carretera con una moto de estas, porque por carretera bajas un poco el ritmo… Leer más »

Gorila
Invitado
Gorila

Yo creo que hay nicho para todos los gustos. Ahora mismo por cada Trail campera, hay 5 asfálticas o más. No todo tiene que ser marrón, pero si. algunos modelos que den cobertura a los que deseamos una todo uso y no un misil en carretera

Braulio
Invitado
Braulio

Hola a todos, que moto me aconsejarías, sabiendo que soy un motero Canario y novato, de 53 años con 1.78 m de estatura y que me saque el Carné A el año pasado. Actualmente tengo una Honda Rebel 500 y es una gozada, la utilizo a diario, para ir al trabajo, alguna rutita y cualquier cosa que surja. El tema es que pensando que voy a disponer de tiempo, puede que bastante, me gustaría recorrer toda la península y si le cojo el gusto no descarto seguir viajando. No se que moto comprar, y me surgen mil dudas, como lo… Leer más »

Braulio
Invitado
Braulio

Pues según tú opinión, yo que soy un motero canario,novato, de 53 años y 1.78 m de altura, con algún curso en tierra,y con la posibilidad de irme un mes entero o quizás más por la península y conocerla todo lo que pueda. Si hay alguna pista de tierra sencilla, no me importaría tomarla.Si esto me gusta, no descarto continuar viajando. ¿Que moto me recomendarian? Actualmente, sólo la he usado, como bien dices, para ir al trabajo, algún paseo y para el dia a dia. Reconozco que la disfruto un montón, no corro, solo voy a ritmito. Tengo una honda… Leer más »

Fga
Invitado
Fga

Siendo poseedor de una at 2016 dct, 40 años y habiendo tenido ktm 690, lo único que me gustaría es que fuese más liviana. Le cambie el silencioso por él akrapovic que baja unos kg pero las defensas touratech aumentaron y los más de 230 kg para mí son muy pesados. Mido 1,84 y peso 80 kg, llego perfecto al piso, pero habiendo tenido una moto de 150 kg todavía recuerdo lo lindo de lo liviano. En viajes con mi esposa la moto se comporta perfecto y permite crucerear a muy buen ritmo. Aparentemente honda piensa en una at 850,… Leer más »

Jonatan
Invitado
Jonatan

una pregunta de novato, estas diciendo que, por ejemplo un AT no estaría bien para ese usuario que somos todos? mas asfálticos que camperos? Me encanta como lo explicas, porque es la realidad, pero yo soy uno de esos que está pensando en optar por una AT adventure, por ejemplo, y si, es porque es Honda y por la estética, seamos realitas… o la Triumph tiger 900, o la Gs850. Quizás las 2 últimas son mas lo que tu dices, de polivalencia y que nos sirva para pisar lo marron alguna vez en la vida, y la AT es mas… Leer más »

Javi.M
Invitado
Javi.M

Y además no se puede entrar en muchos sitios del campo…


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.