Moto del día: Iruña 202

Moto del día: Iruña 202

Ahogada en medio de las Vespa y Lambretta, esta scooter fue un modelo plenamente nacional a comienzos de los años cincuenta


Tiempo de lectura: 4 min.

Normalmente, cuando hablamos del motociclismo español de los años cincuenta las referencias a Italia y sus patentes son más que constantes. Especialmente al referirnos a la popularización de las scooter gracias a las Lambretta fabricadas en Éibar y las Vespa ensambladas en el madrileño barrio de San Blas. Sin embargo, entre estas dos motocicletas bien conocidas y reconocidas se encontró una pionera con plena factura nacional. Hablamos de la Iruña 202. Todo un símbolo para la industria automotriz navarra aunque, en origen, su nacimiento hemos de situarlo en Madrid. Así las cosas, lo mejor será ir por partes de cara a comprender la breve pero interesante historia de esta scooter.

Para empezar, lo primero será traer a colación la figura de Ricardo Soriano. Inventor y empresario polifacético, éste es bien conocido en el mundo del automovilismo gracias a la marca Soriano-Pedroso. Autora de algunos modelos mucho mejor diseñados de lo que se pudiera pensar, alguno incluso con clara vocación por correr en las 24 Horas de Le Mans. No obstante, pasada la Guerra Civil Española este hombre se reinstaló en Madrid para iniciar los años que le han hecho pasar a la historia del motociclismo. Llegados a este punto, en 1941 fundó la marca R.Soriano, autora de diseños tan interesantes como el de la diminuta pero inolvidable Lince.

No obstante, más allá de ciertos modelos tan personales como poco vendidos, esta empresa supo cuadrar sus cuentas gracias a la fabricación de motocarros y demás vehículos aptos para el empobrecido mercado español de la posguerra. De esta manera, cuando nada más estrenarse la década de los cincuenta comenzaron a soplar los vientos del scooter, R.Soriano estuvo atenta a las posibilidades de negocio. Puesto en esta tesitura, Ricardo Soriano se asoció con el industrial navarro Félix Huarte – conocido en el ámbito de la construcción gracias a obras tan dispares como la Ciudad Universitaria de Madrid, bajo los tiempos de la II República, o el Valle de los Caídos, durante los años más duros de la represión franquista – de cara a producir un scooter plenamente nacional.

iruña 202 (2)

La asociación con Soriano pintaba de lo más prometedor, aunque finalmente acabó mal debido a la poca adaptación de la empresa al cambiante mercado motociclista de la España de los años cincuenta

Iruña 202, un scooter caído entre el éxito de las Vespa y Lambretta

De la asociación entre Soriano y Huarte emergió el Huso 201. De hecho, éste salió al mercado un poco antes que las primeras Vespa de Moto Vespa S.A o las Lambretta más antiguas de entre todas las firmadas por Lambretta Locomociones S.A. Es decir, al Huso 201 se le puede calificar como el primer scooter realizado en España. No obstante, de su producción y comercialización se responsabilizó R.Soriano. Algo que, en verdad, fue un problema debido que ésta ya andaba dando sus últimos estertores antes de cerrar definitivamente en 1954.

Sin embargo, ese mismo año Huarte continuó en solitario la fabricación del scooter llevándose la producción a una fábrica a las afueras de Pamplona. Además, aprovechando el cambio de aires le dio al modelo tanto algunas mejoras como un nuevo nombre. Con todo ello se presentaba en la Feria de Muestras de Barcelona de 1954 el Iruña 202. Ofrecido por Industrias Metálicas de Navarra IMENASA con un motor monocilíndrico de dos tiempos de 121 centímetros cúbicos y 5 CV a 4.500 revoluciones por minuto.

Asimismo, su cambio era de tres velocidades, siendo capaz de llegar hasta los 70 kilómetros por hora de velocidad punta. Todo ello con la capacidad de acomodar a dos personas sobre su carrocería de verdadera scooter, con una forma muy similar a las de las Vespa y las Lambretta. Sus dos mayores problemas. Y es que, aunque la Iruña 202 introdujo técnicas de venta tan novedosas como la posibilidad de poder hacer una prueba en la propia casa del interesado, realmente no pudo competir con el despliegue comercial realizado por Moto Vespa y Lambretta Locomociones.

iruña 202 (3)

Aunque se llegaron a producir unas mil unidades, ha quedado como un modelo demasiado desconocido para la historia del motociclismo en España

Con todo ello, de la Iruña 202 sólo se fabricaron unas 1.000 unidades antes de cesar su producción en 1957. Tras esto, lo cierto es que su memoria se perdió más de lo que sería aconsejable debido al enorme protagonismo dado a las creaciones realizadas bajo licencia italiana. De todos modos, junto a los Authi, Lancia y demás vehículos fabricados en Landaben, ha quedado para la historia como una interesante muestra de la industria automotriz en Navarra.

COMPARTE
Sobre mí

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Rodrigo

Sinceramente, el "bicho" de las motos me picó ya siendo adulto y desde entonces no he parado de disfrutar una y otra vez hasta que lo he convertido en parte de mi profesión. Tan pronto te hago una sesión de fotos que te destripo un motor o te transformo una moto en cafe racer. Las motos son mi pasión y me encanta todo lo que les rodea