Moto del día: Yamaha SCR 950

Moto del día: Yamaha SCR 950

Jugando la baza de las sensaciones y la distinción


Tiempo de lectura: 5 min.

La Yamaha SCR 950 es una moto un poco escondida en el catálogo de Ia marca de Iwata. Estamos ante un híbrido entre una scrambler y una custom, aunque yo diría que está más cerca de lo segundo que de lo primero.

Esta moto se presentó hace ya cuatro años, en 2017, y está claro que los japoneses nunca tuvieron en mente fabricar un modelo de grandes números, sino parir una moto que puede atraer a un tipo de cliente diferente, al que el catálogo “habitual” de la marca no seducía, puesto que buscaban otro tipo de moto más… particular.

Y así nació esta Yamaha SCR 950, una moto que en mi opinión ataca un poco a ese segmento de mercado que busca conducir algo diferente, experimentar unas sensaciones al manillar diferentes y si me apuras lucir una moto con estética diferente a lo que están haciendo el resto de marcas del mercado, que en los últimos años parece que van homogeneizando sus productos entre ellas cada vez más.

Yamaha SCR 950 05

Es ese nicho de mercado donde podemos encontrar cosas como la Moto Guzzi V7 850, la Ducati Scrambler o la Triumph Street Scrambler por citar algunas. Motos con una estética muy particular con una mezcla entre retro y offroad, y siempre con unas mecánicas y una parte ciclo que no son especialmente prestacionales, pero sí muy dulces y agradables de llevar en el día a día.

Nuestra protagonista  no solo ha buscado ese rollito scrambler, sino que gracias al carácter de su motor de clara herencia custom, también introduce este ingrediente propio de las motos americanas en la mezcla, creando una receta diferente y que, hasta donde yo sé, nadie más está reproduciendo hoy en día.

¿Y por qué digo que el motor tiene un marcado carácter custom? Pues muy sencillo, estamos hablando de una mecánica en V a 60 grados, con dos válvulas por cilindro, refrigerada por aire y con solo 54 CV de potencia para sus masivos 942 cc de cilindrada.

Yamaha SCR 950 01

La potencia es irrisoria, pero a cambio es un motor con un par de locomotora disponible desde poquísimas vueltas. La potencia máxima se entrega a solo 5.500 RPM, mientras que el par máximo es de 79,5 Nm a 3.000 giros por minuto, dándonos una idea del auténtico carácter percherón de esta mecánica.

A decir verdad la Yamaha SRC 950 no es una moto muy dinámica ni prestacional. Estamos hablando de 54 CV para 252 Kg de peso lista para rodar. No es la mejor relación peso potencia del mundo, pero la parte positiva es que lo “poco” que da la mecánica, lo da casi todo el tiempo así que te puedes olvidar de andar jugando con el selector del cambio para arriba y para abajo todo el tiempo.

Las geometrías del chasis también nos recuerdan bastante al mundillo custom con un astronómico avance de 130 mm (la rueda delantera está muy separada de la pipa de dirección) lo cual hace que esta moto sea bastante estable, pero también bastante lenta de reacciones y poco ágil en los espacios cerrados, lo cual se contradice un poco con el concepto scrambler.

Yamaha SCR 950 02

Lo siento, pero si nos ponemos retro yo quiero ver ahí un cuadro de relojes y agujas con dos esferas como mínimo

La suspensión tampoco deja mucho lugar a dudas con 135 mm de recorrido en el tren delantero (horquilla de tipo convencional) y unos pírricos 110 mm de recorrido en el tren trasero con su esquema de amortiguadores gemelos, que siempre suele poner las cosas difíciles en este aspecto. Por último, la transmisión final por correa dentada ya está clamando al cielo algo como ¡Por Dios, ni se te ocurra meterme por el barro!

Aun así, los diseñadores han querido darle ese outfit offroad que tan de moda está en los últimos tiempos, y para ello no han escatimado en detalles como unas llantas de radios de 17 y 19 pulgadas que calzan sendos neumáticos de tacos, los fuelles de la horquilla delantera, o unos guardabarros de chapa muy al estilo de la vieja escuela.

Old school también son las tapas laterales de la moto con la característica forma redondeada para poner el dorsal del piloto cuando este vaya a competir en alguna carrera, aunque no sé yo si en verdad esta moto llegará a participar en algún tipo de prueba o competición.

Yamaha SCR 950 03

A decir verdad la Yamaha SCR 950 me parece un bonito ejercicio de diseño, y no lo critico ojo. No he tenido el placer de ver una en directo, pero a tenor de las fotos parece una de esas motos en las que la atención al detalle, a la calidad constructiva y al acabado importa, y mucho.

Como ejercicio de diseño me encanta, es una moto que combina y mezcla dos estilos como son el scrambler y el custom, y lo hace de una forma elegante, coherente, y en mi opinión realmente atractiva a la vista; aunque dejando la forma y centrándonos en la funcionalidad, está claro que por peso, ciclística y motor no es una moto pensada para hacer “alguna que otra pista”, como nos quieren hacer pensar sus creadores.

El precio de toda esta belleza es acorde a lo que suelen pedir los fabricantes por este tipo de productos especiales y mimados en los que las prestaciones están un poco de lado, pero la calidad percibida ha de ser la mayor posible. Si quieres una Yamaha SCR 950 nueva de concesionario, puede ser tuya por 10.400 euros. Si te haces con una, seguro que serás el único de tu barrio con este modelo.

Calcula cuánto cuesta asegurar una Yamaha SCR 950 con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Álvaro
Invitado
Álvaro

Vi esa moto aparcada en la calle cuando apenas salió y me encantó, si ya es bonita en fotos su presencia impresiona más. He mirado el mercado de segunda mano y hay unidades con poquísimos kilómetros por 6500 euros, bastante menos que nuevas. Una moto que te compras para (hartarte a) mirarla y para que te miren.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.