Nuevas Kawasaki Z 400 y Ninja 400 2023

Nuevas Kawasaki Z 400 y Ninja 400 2023

Lavadito de cara para cumplir con la normativa Euro5


Tiempo de lectura: 2 min.

Kawasaki sigue renovando su gama y ahora le toca el turno a las Kawasaki Z 400 y Ninja 400, dos modelos que habían desaparecido temporalmente del catálogo de Akashi por culpa de las dichosas restricciones anticontaminación, pero que finalmente han recibido una actualización en su mecánica para cumplir con la normativa Euro5 y seguir así con su andadura comercial.

Estamos ante dos propuestas muy frescas y racionales a la medida del carné A2. Motos que tanto por su peso (167 Kg) como por su altura de asiento (785 mm) ponen las cosas realmente fáciles a las nuevas generaciones moteras que vienen llegando.

A fin de cuentas, la pequeña Ninja ha sido una moto que ha acompañado y arropado a cientos de moteros novatos ya desde sus orígenes, cuando cubicaba 250 cm3 y antes incluso, con aquella Kawasaki ZZR 250. Son motos escuela por excelencia. Motos que han sabido ir adaptándose con el paso de los años e ir ganando en cilindrada para poder hacer frente a los nuevos tramos de potencia en el carné de conducir. Lo lleva en los genes.

Para esta nueva generación, además, se ha mejorado levemente la potencia del propulsor bicilíndrico de 399 cm3, que alcanza los 45 CV en ambas, por 44 que tenían sus predecesoras. El régimen de potencia máxima sigue inalterado a unas nada desdeñables 9.500 vueltas. El par motor, por el contrario, experimenta una leve merma bajando desde los 38 Nm hasta 37 Nm a 8.000 rpm.

La ciclística de ambas sigue siendo sencilla, ya que no apuestan por costosos elementos como la horquilla invertida o el freno radial, pero a fin de cuentas son decisiones de diseño que casan con la filosofía democrática y asequible de estas motos.

Galería Kawasaki Ninja 400 2023

Galería Kawasaki Z 400 2023

COMPARTE
Sobre mí

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.