Moto del día: Kawasaki Ninja ZX-10R (2004)

Moto del día: Kawasaki Ninja ZX-10R (2004)

Del mundial de Superbikes a tu garaje


Tiempo de lectura: 6 min.

Con el comienzo del nuevo milenio, todas las marcas japonesas habían puesto en órbita toda su artillería pesada para crear una Superbike con la que competir en el mundial. Yamaha con su inspiradora R1 presentada en 1998, Honda con su inminente CBR 1000 RR y Suzuki desde 2001 contaba con la GSX-R 1000 entre sus filas. La marca japonesa debía despertar de su letargo y entrar en la lucha por el cetro en la categoría reina, y para ello creó esta espectacular Kawasaki Ninja ZX-10R que, como era de esperar, con su llegada levantó una espesa polvareda ante sus rivales.

Y es que la firma de Kobe no dejó sin atar ningún cabo, dotando a su nueva “bestia verde” de toda la tecnología Premium del momento

Detalles como sus discos lobulados, nunca antes montados en una moto de serie, pinzas radiales delante y detrás firmadas por Tokico, horquilla invertida con barras de 43 mm de la prestigiosa marca Kayaba, tapas laterales del motor en magnesio o válvulas en titanio. Además, el motor iba anclado a la parte superior del chasis para mejorar las inercias y su diseño favorecía la inducción forzada (RAM Air). El objetivo era claro: ser la mejor en el circuito.

Pero si lo que te he contado todavía no te llega a hervir la sangre del todo, ahora hablaremos de su funcionamiento y cómo este puede hacerte creer que estas a los mandos de una moto de carreras, no matriculable y no apta para la calle. Para ello solo hay que mirar las cifras que arroja esta deportiva. Con 175 CV de potencia declarados y 175 kilogramos declarados, era en ese momento la motocicleta fabricada en serie que más se acercaba al ansiado 1:1 (1 CV/kg). Con estas especificaciones era capaz de unas aceleraciones de vértigo y una velocidad punta de 296 km/h.

Kawasaki Ninja ZX 10R 2004 6

He de decir que a lo largo de mis 37 años he probado diversas motocicletas, de todas las cilindradas y segmentos, pero muy pocas me impresionaron tanto como la Ninja ZX-10R. El mero hecho de subirte a ella ya te hace tener una pequeña idea de cuáles son sus intenciones. Contacto y start…Y la sinfonía de su tetracilíndrico empieza a barbotear.

Es ese sonido tan Kawasaki proveniente del propulsor que te hace recordar ese carácter agridulce tan característico típico de la marca, si has podido conducir antes alguna de sus deportivas de antaño… A sus mandos sientes como si estuvieras sentado en una moto de menor cilindrada, dado lo compacto de su esbelta silueta con un chasis de aluminio y basculante trasero de doble brazo.

Solamente el ancho depósito y su rueda trasera delatan que estás encima de una 1.000 cc. Su escape lateral, con forma ovalada para reducir su volumen, sigue las pautas de sus contrincantes hasta ese momento. Aunque bien es cierto que tanto la nueva Yamaha R1 como la CBR 1000 ya venían con el silencioso por debajo del colín trasero, siguiendo la tendencia de sus contrincantes italianas.

Kawasaki Ninja ZX 10R 2004 3

La Kawasaki Ninja ZX-10R reubicó el tubo de escale debajo del asiento en 2006

La posición es totalmente radical. El asiento se sitúa bastante alto y los mandos se quedan bajos, obligándote a adoptar una postura casi de carreras. Tanto la suspensión delantera como el monoamortiguador trasero son regulables en dureza y extensión, por lo que podemos buscar dentro de las posibles configuraciones, la que mejor nos venga y con la que nos encontremos más cómodos sobre la moto.

La instrumentación queda centrada en un único reloj en el que se encuentra el cuentavueltas y velocímetro. Varios chivatos en los laterales de este completan la información que nos llega desde la moto. De día el cuentarrevoluciones es casi invisible, dado que por su funcionamiento totalmente digital es casi ilegible, pero podemos perdonarlo. Un mal menor, al igual que el minúsculo espacio que queda debajo del asiento del pasajero, en el que tan solo podrás meter la bolsa de herramientas que viene con la moto. Ni siquiera la documentación o la cartera entran después de colocarlas.

Una vez en marcha, no defrauda. Es simplemente bestial el torrente de potencia que hay a la menor insinuación de tu mano derecha, al puño del gas. Da igual la marcha que vaya engranada en el selector del cambio. Tú solo tienes que abrir “el grifo” y ella hará lo que tú le pidas.

Kawasaki Ninja ZX 10R 2004 1

El embrague antirrebote, nuevamente montado como primicia en una deportiva de calle, hace todo el trabajo a la hora de empalmar o bajar marchas. Da igual a las revoluciones que este girando el motor, la rueda de atrás siempre tiene la tracción necesaria, sin sustos o bloqueos inesperados. Todo ello unido a una frenada poderosa y sensible a partes iguales, que precisara de nuestra adaptación a su tacto en las primeras salidas.

El tren delantero, posiblemente sea lo más delicado del conjunto por la ausencia de un amortiguador de dirección, algo tan inexplicable como necesario dado el potencial de la moto. Si no abrimos con tacto, la rueda delantera estará casi siempre apuntando hacia arriba y los cabeceos serán el pan nuestro en cada salida que hagamos.

Además su estética afilada y una cúpula que está instalada más por cortesía que utilidad, cargarán bastante nuestro cuello y hombros a poco que excedamos los límites establecidos de velocidad, algo que, por otro lado, no nos pilla de susto dada la finalidad para que está fabricada semejante máquina.

NOTA: video añadido con propósito ilustrativo, el conductor no respeta todas las normas de tráfico y está grabado fuera de España.

Lo que está claro, es que la Kawasaki Ninja ZX-10R marcó una nueva era en la marca nipona, dejándonos constancia de lo que es capaz de crear. Una moto única y que de estar buscando una 1000 deportiva y tener la posibilidad, es una de las opciones más gustosas dentro de su segmento y época.

A día de hoy con cotizaciones que van desde los 3.500 euros hasta los 5.000, podemos encontrar unidades que con casi total seguridad satisfagan nuestras necesidades. Siempre percatándonos a la hora de verlas y probarlas, que hayan tenido un mantenimiento correcto y no hayan sufrido ningún tipo de accidente que repercuta en su conducción.

Hay que tener en cuenta que muchas de ellas han terminado para uso casi exclusivo de circuito, el hábitat natural de esta bestia y donde más la disfrutaras de ser su nuevo propietario. Por ello tanto cambios de aceite como revisiones o ajustes de válvulas deben de haberse hecho con la regularidad que recomienda el fabricante, para librarnos de futuras y dolorosas reparaciones.

Calcula cuánto cuesta asegurar un Kawasaki Ninja ZX-10R con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
pabeni
Invitado
pabeni

Mi preferida de las bestias verdes.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado