BMW M 1000 RR, la primera Motorsport con 212 CV y 170 kg

BMW M 1000 RR, la primera Motorsport con 212 CV y 170 kg

Radicaliza la BMW S 1000 RR aumentando la potencia y rebajando su peso


Tiempo de lectura: 5 min.

Aunque no lo anunció de forma oficial, que BMW Motorrad registrase las denominaciones M nos hizo levantar las orejas. ¿Preparaban los alemanes versiones más prestacionales? Estaba claro que sí, e incluso algunos diseñadores se aventuraron a la hora de dar forma a esa hipotética BMW M 1000 RR. Ahora ya la conocemos, tiene un nombre más sencillo y lleva un escalón más arriba a la superbike alemana. Ojo, que hay que agarrarse fuerte para abrir gas a la nueva BMW M RR -abreviando-.

Para que nos pongamos en contexto, podríamos decir que la “M” sustituye a la anterior denominación “HP”. Compartida con la división de automóviles, Motorsport pasa ahora a definir toda la gama de productos de alto rendimiento, desde los modelos de motocicleta hasta sus accesorios. Un ejemplo lo encontramos en la nueva cadena libre de mantenimiento de Regina y que en BMW se denomina M Endurance. O los paquetes opcionales que se pueden solicitar al comprar una moto, los llamados M Pack.

La BMW M 1000 RR, o BMW M RR para abreviar, está basada en la actual BMW S 1000 RR, pero con un rendimiento llevado al extremo. Realmente las cifras finales parecen no corresponder al trabajo realizado, ni en términos de potencia ni de peso. Pero en ocasiones no es la potencia que entrega sino cómo la entrega, y tampoco lo que pesa, sino cómo se siente en marcha. El motor ofrece ahora 212 CV (+ 5 CV) a 14.500 vueltas. El par máximo de 113 Nm se entrega a 11.000 RPM. El sobrerrégimen está ligeramente más alto, a 15.100 revoluciones, y ofrece una potencia superior desde las 6.000 vueltas hasta llegar al corte.

BMW M RR 03

Para conseguir esto sin comprometer la fiabilidad, se ha optado por cambiar o modificar un gran número de piezas internas: nuevos pistones forjados con dos segmentos de Mahle, cámaras de combustión adaptadas, compresión aumentada a 13,5:1, bielas de titanio más largas y ligeras de Pankl, balancines más finos y ligeros, puertos de admisión totalmente mecanizados con nuevas geometrías, así como optimizaciones en los árboles de levas y el área de la admisión, o un escape completo en titanio.

Como de alguna forma hay que controlar la caballería, el chasis está mejorado respecto al de serie. Con un ojo puesto en circuito, pero sin perder el tacto para carretera. La horquilla invertida cuenta con nuevos reglajes más firmes, y detrás se ha revisado el soporte del amortiguador, que ahora luce un muelle azul y cinemática Full Floater Pro.

En el apartado de frenos, estreno del sistema M de alto rendimiento desarrollado en el Mundial de Superbikes. Son, como no podía ser de otra forma, azules (tratamiento anodizado). Como complemento, las llantas de carbono M, disponibles como opción para la BMW S 1000 RR, vienen de serie. El peso en orden de marcha se sitúa en los 192 kilos, 170 kg en seco y sin batería.

BMW M RR 18

La BMW M 1000 RR cuenta con una estudiada aerodinámica con la que consigue más carga delante, pero ello no debe suponer un lastre en cuanto a la velocidad máxima que pueda alcanzar. Los alerones M en el carenado, que se desarrollaron durante pruebas intensivas en circuito y en el túnel de viento del Grupo BMW, están hechos de carbono transparente y generan gran carga aerodinámica.

Por lo tanto, son los responsables de aumentar las cargas adicionales en las ruedas según la velocidad. Ayudan al sistema anti wheelie, que no necesita limitar tanto la potencia durante la fase aceleración. Pero además, durante la fase de frenado, hay más carga delante y por lo tanto más adherencia, permitiendo frenar más tarde y más fuerte. Incluso en curvas genera mayor estabilidad.

Pero si todo esto te parece poco, hay disponible un paquete de competición denominado… “M”, efectivamente. Añade un software para la instrumentación digital con transpondedor portátil M GPS, que permite tener un sistema de adquisición de datos a bordo para guardar telemetría. Incluye también el paquete de piezas fresadas M, el paquete de carbono M, un basculante plateado 220 gramos más ligero, cadena M Endurance con recubrimiento DLC de fricción optimizada y libre de mantenimiento, y paquete de pasajero, que incluye una cubierta para el asiento del “paquete”.

De momento no se han anunciado ni precio ni fecha de disponibilidad para la BMW M 1000 RR, pero no será tan exclusiva como la BMW HP4 Race. La edición limitada de la BMW S 1000 RR que vio la luz en 2017 arrojaba 215 CV y 172 kg con todos los llenos. Literalmente jugaba en otra dimensión.

Sin duda esta BMW M 1000 RR apunta a la línea de flotación de la Ducati Panigale V4 S o puede que la R aunque, analizando los datos de una y otra, la alemana parece haberse quedado a las puertas. La V4 S son 214 CV y 195 kg, cifras muy similares pero la V4 R rompe la baraja: 221 CV y 172 kg vacía (234 CV y 165,5 kg con el escape y centralita).

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.