Menu

Yamaha MT-125 2020: la pequeña de la familia se renueva por completo

A la venta en diciembre por 4.849 euros

Yamaha MT-125 2020: la pequeña de la familia se renueva por completo

Si hace algunos días Yamaha presentaba su renovada MT-03, ahora la marca de los diapasones ha hecho lo propio con la versión de menor cilindrada dentro de la familia Master of Torque. Hablamos de la nueva Yamaha MT-125 2020, la cual se ha renovado en profundidad gracias a los avances ya vistos el año pasado en la deportiva de octavo de litro, la YZF-R 125. Nueva imagen, nuevo chasis, nuevo motor, nuevas suspensiones… Vamos a conocerla en profundidad.

Empecemos por lo que salta a la vista: su imagen. La nueva Yamaha MT-125 2020 incorpora elementos ya vistos en la MT-09/10 y que también ha heredado la MT-03. Llama la atención el frontal mucho más agresivo, con la triple óptica dividida en dos niveles. El nivel inferior, tipo lupa, para la luz de cruce y carretera. Por encima, dos ópticas LED para la luz de cruce. No terminan ahí los cambios ya que el depósito de combustible (de 10 litros) es ahora más pequeño al igual que el colín, que se ha recortado.

El panel de instrumentos LCD es también nuevo. Su configuración es de tipo negativo, es decir, la pantalla es negra mientras que los dígitos aparecen en blanco permitiendo una lectura mucho más sencilla. Por encima el manillar está ahora más elevado lo que contribuye junto a la nueva ergonomía del depósito y los reposapiés ligeramente adelantados, a adoptar una posición que centra la masa del piloto mejorando la comodidad y la agilidad.

Hablemos ahora de los cambios que no son tan evidentes, como los hechos en el propulsor. Heredado como decíamos del estrenado el año pasado en la YZF-R 125, cuenta con un sistema de distribución variable en las válvulas de admisión. Un sistema de doble leva, cada una con sus correspondiente balancín, modifica el alzado de las válvulas en función del régimen de giro. Por debajo de 7.400 vueltas el sistema optimiza la entrega de par mientras que una vez superado estas revoluciones, entra en acción la segunda leva que permite una entrega más abrupta de potencia y un techo máximo de vueltas que ahora llega hasta las 10.000 rpm, 1.000 más que en el anterior motor.

La caja de cambios de seis velocidades ha sido modificada para adaptarse a la nueva entrega de potencia del motor, disfrutando además de un embrague antirrebote A&S. Por un lado es necesario realizar un menor esfuerzo para operar la maneta del embrague (algo que ayuda a cansarnos menos cuando circulamos por ciudad, con frecuentes paradas y arranques) mientras que por otro, cuando practicamos una conducción más deportiva podemos reducir marchas sin miedo a que se produzcan los molestos y peligrosos rebotes en el tren trasero, más acusados si la carretera está húmeda o resbaladiza.

2020 Yamaha MT125 EU Ice Fluo Action 001 03

El chasis Deltabox de aluminio se ha retocado ligeramente, incluyendo ahora un nuevo basculante más ligero y fabricado en el mismo material. Cuenta con ribetes interiores de refuerzo que permiten ajustar la rigidez con precisión. Además, su construcción permite aumentar la anchura del neumático trasero hasta los 140 mm, lo que ayuda a mejorar la tracción. La Yamaha MT-125 2020 ha ganado en agilidad gracias a una reducción en la distancia entre ejes de 30 mm, situándose ahora en los 1.325 mm.

A nivel de parte de ciclo, el nuevo basculante ha obligado a modificar la puesta a punto del amortiguador trasero. Delante sin embargo monta una horquilla invertida con barras de 41 mm completamente nueva. Y para mejorar la potencia de frenada, ahora cuenta con un disco de 292 mm que es mordido por una pinza radial de cuatro pistones.

2020 Yamaha MT125 EU Ice Fluo Action 003 03

La nueva Yamaha MT-125 2020 estará disponible en tres colores: Ice Fluo, Icon Blue y Midnight Black. Está previsto que empiecen a llegar las primeras unidades durante el mes de diciembre, situándose el precio recomendado de venta en los 4.849 euros.

COMPARTE
Sobre mí

ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.